Sus resultados de búsqueda

5 pasos para conseguir la financiación de la casa de sus sueños

Conseguir la financiación de una hipoteca que nos ayude a pagar esa casa o piso que soñáis, no es tan complicado como parece, pero tiene sus detalles y requiere de ciertos conocimientos financieros y criterios de análisis. En nuestra experiencia de 19 años en el mercado inmobiliario hemos adquirido ciertas habilidades que solemos compartir con nuestros clientes para que este proceso siempre llegue a feliz término.
 
Lo primero que solemos de decir es que, si bien acercarse a una institución bancaria para hacer una solicitud de financiación es intimidante, no hay nada de qué preocuparse. Si se tienen todos los requisitos en orden y muy claro lo que implica el compromiso a adquirir una vivienda, todo fluye y ya veréis por qué.
 
Los pasos para conseguir la financiación
 
1. Tener claro qué tipo de financiación se solicitará. Si bien lo usual es pedir un préstamo hipotecario también se puede solicitar un préstamo personal para adquirir una vivienda, aunque no suele ser lo habitual dado que el crédito personal no se extiende a más de 8 años la devolución del capital prestado. Sin embargo, decantarse por uno o por otro dependerá de vuestras capacidades de reembolso, pero sobre todo de la rapidez que necesites en preparar un crédito puente que te facilitará enlazar la vivienda antigua con la nueva. Lo explicamos.
 
La principal diferencia entre estos dos préstamos se centra en la documentación que os pedirán, el tiempo de tramitación, el tiempo de devolución del capital y los costes de constitución del préstamo o crédito. En los créditos personales el trámite es más rápido si sólo el banco te pide garantía personal: así pues, la documentación que exigen es básica si la cantidad no es demasiado grande, o si ya el banco tiene hipotecada tu casa y te queda poco dinero por devolver al mismo. Para el caso que requieran garantía hipotecaria el proceso es más largo y un poco más costoso.
 
Por lo general, en este caso no demandan información exhaustiva de la vivienda a adquirir, aunque si una información genérica de la misma o el proyecto y objetivos que tienes junto con tu familia a corto o medio plazo. Caso contrario, para un préstamo hipotecario la solicitud de documentación es extensa ya que la entidad bancaria hace un análisis más exhaustivo del riesgo del solicitante.
 
IMPORTANTE: La hipoteca es un tipo de financiación pensada para ser pagada a largo plazo, lo que en teoría hará más cómodo devolver el dinero, en cambio el préstamo personal los plazos son más cortos, lo que podría generar cierto caos en la economía doméstica. Debéis tomar esto en cuento antes de elegir. Los tipos de interés son bastante más bajos para el préstamo hipotecario y más caros para el crédito personal porque al no haber garantía hipotecaria el banco asume mayor riesgo para con el deudor.
 
2. Documentación en regla. Es de extrema importancia tener organizada la documentación que se va a requerir por el banco. Los criterios de riesgo del banco, así como la documentación necesaria para conceder un préstamo o un crédito suelen ser muy similares de unos a otros, aunque a veces los valores de tasaciones de las viviendas son muy dispares entre unos bancos y otros para el mismo inmueble.
 
 
No obstante, usualmente se os pedirá lo siguiente:
 
• El NIF o NIE en vigor.
 
• Vida laboral actualizada.
 
o Si sois personal contratado os pedirán:
 
a. Contrato laboral, el tipo de contrato (el que más os beneficiará para una hipoteca es el contrato de funcionario o indefinido. La antigüedad se valora mucho en este caso, así como a la Empresa a la que pertenezcas si trabajas para una multinacional no es lo mismo que una microempresa.
 
b. Copia de los últimos pagos.
 
o Si sois autónomos os pedirán:
 
a. Declaración anual del IVA y los pagos trimestrales del año en curso. La declaración anual de IRPF y las fraccionarias del año en curso.
 
b. Constancia de haber pagado las últimas cuotas de autónomos.
 
c. Constancia de haber realizado los últimos pagos a la Seguridad Social.
 
• Declaración del IRPF más reciente.
 
• Extracto bancario de los últimos meses.
 
• Escrituras de cualquier propiedad que tengáis.
 
• Últimos recibos pagados de los préstamos o créditos que tengáis.
 
• Contrato de alquiler y últimos recibos si estáis viviendo en una casa arrendada.
 
• Justificantes de otros ingresos o rentas.
 
• Si ya tenéis el inmueble seleccionado os solicitarán:
 
o Contrato de arras del inmueble.
 
o Información relativa al inmueble, para esto sirve una nota simple del registro de la propiedad (el banco necesita corroborar los datos)
 
o Ficha descriptiva gráfica del catastro del inmueble que vas a adquirir
 
o Escritura del inmueble, si ya está hecho el contrato de compra venta.
 
Ten en cuenta que es vital para tu patrimonio entender el concepto de “recolocación de la vivienda” o lo que llamamos recorrido de tu inversión, algo que te garantizará una más fácil financiación, como son las viviendas bioclimáticas, con altas calidades constructivas y viviendas sostenibles, son las viviendas de calidad. ¿Por qué? Sencillo, las entidades bancarias analizan lo que se llama, “recolocación de la vivienda”, esto quiere decir que, en caso de ejecución hipotecaria ellos puedan con facilidad lograr la venta del inmueble a un buen precio teniendo mejor salida.
 
Pero no te asustes, ese es el peor de los escenarios, antes de que suceda eso, te ayudaremos a vender tu vivienda sin prisa comprendiendo tu situación económica y familiar particular.
 
3. Hacer un estudio de mercado. Esto es indispensable para escoger la financiación que más os beneficie en términos de porcentajes de interés y facilidades de pago. No obstante, la primera puerta que hay que tocar en este sentido es la del banco donde tengáis cuenta. La lógica indica que, cuanto mayor sea la vinculación con el banco, mayor será vuestra capacidad de obtener un mejor precio.
 
4. Buscar asesoría profesional. Un poco de ayuda nunca viene mal. Por lo que si tenéis un abogadoeconomista o profesional especializado en productos financieros e inmuebles que os pueda asesorar será de mucha ayuda.
 
5. Tener ases bajo la manga. Los ases que os ayudarán a conseguir financiamiento no son otros que:
 
a. Contar con dinero ahorrado. Esto es fundamental ya que los bancos solo ofrecen un 80% de la compraventa y de la tasación, con lo cual tendréis que disponer del 20 % restante más entre un 10% y un 15% de los otros gastos derivados de la compra.
 
 
b. En algunos casos y en función del perfil del comprador se puede llegar hasta el 100% de financiación y para la compra de parcelas para autopromoción hasta el 60% del valor del suelo.
 
c. Tener al día todas las deudas. Tener deudas de tarjeta de crédito o impagos, aunque sea de telefonía, os bloqueará cualquier posibilidad de obtener financiamiento.
 
d. Poseer garantías adicionales. Tener un patrimonio propio que se pueda dar como segunda garantía aumentará las posibilidades de que vuestra solicitud sea aprobada. Asimismo, si vais a colocar en vuestra solicitud a personas como avalistas, éstas deben ser solventes y de preferencia con negocios propios.
 
Como dijimos al comienzo, la solicitud de financiación tiene sus detalles, pero os podemos asegurar que, si seguís al pie de juntillas estas recomendaciones, lograreis con éxito conseguirla, y si además cuentas con un excelente equipo que te ofrece todo el respaldo informativo que necesitas para lograrlo, mejor. Por eso te ofrecemos nuestra ayuda y cualquier requerimiento, estamos siempre a la orden.
Comparte esta entrada:

Dejar respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparar listados

Abrir chat
Hola, como te llamas?

relta