Sus resultados de búsqueda

¿Qué es una vivienda pasiva?

Publicado por CMS inmobiliaria on octubre 2, 2019
| 0

Una vivienda pasiva es una construcción muy respetuosa con el medio ambiente sin renunciar a generar un nivel de confort casi inigualable en el interior. Uno de los elementos más importantes para lograr el certificado de casa pasiva son las ventanas, estas necesitan un aislamiento muy alto no solo en la construcción sino en su instalación.

¿Qué ventajas tiene una casa pasiva?

El respeto al medio ambiente es fundamental pues cada año vemos que el cambio climático se va produciendo a pasos muy rápidos y debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para frenarlo.

La eficiencia energética de una vivienda pasiva nos ayudará a pagar unas facturas eléctricas mucho más reducidas que si estuviésemos en una vivienda tradicional. Una casa de estas características puede reducir el consumo en un 90% respecto a una tradicional gracias a su orientación. Se aprovecha al máximo la luz solar, dependiendo de la zona las ventanas tendrán un tamaño y una disposición específica para asegurar la temperatura constante del interior.

  • Costes bajos: Los costes de mantenimiento de estas viviendas son muy bajos, no necesitan complejos sistemas de funcionamiento, simplemente una construcción diseñada y realizada por especialistas que hayan cuidado cada detalle.
  • Silencio y tranquilidad, el aislamiento de las ventanas no solo tiene un efecto térmico, también insonorizan.
  • La calidad del aire. Vivimos en ciudades donde la calidad del aire no siempre es la deseada, poder estar en casa respirando aire limpio es una extra para nuestra salud que debemos tener muy en cuenta.
  • La temperatura agradable, en invierno la temperatura interior no debe ser inferior a los 20º y en verano no deberá superar los 25º.

¿Qué debe tener una casa para ser considerada passivhaus?

Passivhaus se refiere a un estándar de calidad y surgieron en Alemania en los años 80. Puede parecernos un sistema de construcción novedoso pero ya está probado y con una buena ejecución el aislamiento está asegurado.

El edificio debe contar con una excelente envolvente, un aislamiento igualmente muy bueno y un control de los puentes térmicos que evite las infiltraciones de aire que podrían desequilibrar la temperatura de la vivienda.

Este sistema de construcción persigue la autosuficiencia energética gracias a las energías renovables como la instalación de placas fotovoltáicas y la reutilización del agua de lluvia. 

Una pieza fundamental del edificio pasivo es la ventilación mecánica con recuperación de calor. Este aparato recoge el calor del aire interior y lo transfiere a aire que recoge del exterior una vez que este ha sido filtrado.

Una inversión en una casa pasiva es una inversión segura para el futuro, los costes de mantenimiento son casi nulos y esta vivienda destacará sobre las demás del mercado inmobiliario. El incremento de precio de construcción de una casa pasiva suele ser solo el 5%, una cantidad que nos ahorraremos en facturas eléctricas en los próximos años, en mantenimiento, ganaremos en confort y estaremos seguros de que no aparece moho ni condensaciones en la vivienda.

Comparte esta entrada:

Dejar respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparar listados

Abrir chat
Hola, como te llamas?

relta